Muchísimas son las cosas/que nuestra madre Natura/hace con mucha ternura./
Más aún, las hace hermosas./Por lo mismo, es tan celosa/ de nuestra eterna inconsciencia,/
que hasta pierde la paciencia/con tanta locura humana,/
y en su lenguaje proclama/su furia, con inclemencias.

(del Maestro Merardo)

miércoles, 2 de noviembre de 2016

UN MAGNÍFICO ACTOR



Ha fallecido Reynaldo Miravalles, un excelente actor cubano y un querido y recordado amigo.

Generalmente los críticos de cine suelen señalar los méritos – muy merecidos – del realizador del film, pero descuidan destacar y analizar el trabajo de los actores en el cine de ficción. Sin embargo sin una adecuada composición de los personajes – “encarnación”, si lo prefieren – por parte de los actores, la ficción no logra la reflexión ni el compromiso afectivo y emocional de los espectadores.

Reynaldo fue uno de esos actores que siempre supo transformar sus personajes en un “objeto sensible”, aportando con ello valor estético a los numerosos films en los cuales trabajó.


Mi amigo Reynaldo se reiría de lo que acabo de decir. Su modestia le habría hecho lanzar una carcajada con la que me estaría diciendo: “Chileno, cómo te gusta hablar cascaritas de piña, coño”.