Muchísimas son las cosas/que nuestra madre Natura/hace con mucha ternura./
Más aún, las hace hermosas./Por lo mismo, es tan celosa/ de nuestra eterna inconsciencia,/
que hasta pierde la paciencia/con tanta locura humana,/
y en su lenguaje proclama/su furia, con inclemencias.

(del Maestro Merardo)

martes, 22 de octubre de 2013

« EL ARTE DE LA DESNUDEZ »



Desde hoy he decidido sentarme ante el ordenador en pelotas y hablar por teléfono también en canicas. Mis dudas sin embargo son cómo atenderé una llamda a mi celular en la vía pública. Y eso, por un problema estético : siempre he pensado que nosotros los homínidos masculinos, en pelópidas, resultamos ridículos. Al contrario de los homínidos femeninos.
Explico mi decisión, resumidamente :
A propósito del último escandalito – actualmente con Francia - del BIG BROTHER norteamericanoa NSA (National Security Agency), el diario Le Monde informa de algunas lindezas de dicha Agencia.
La NSA además de sus analistas y traductores, está constituida esencialmene por especialistas en redes informáticas, por matemáticos e ingenieros, todos trabajando en sus oficinas.
La Agencia tiene su base en Fort Meade en Maryland, y fue creada en el más absoluto secreto por el presidente Harry Truman en 1952, cuya existencia se reconoció algunos años más tarde. El secreto que le rodea es tal que su sigla NSA muchas veces es disimulada (« No Such Agency » : Agencia inexistente), o « Never Say Anything » : no decir nada, jamás).
El presupuesto de la NSA se calcula para 2013 en más de 52 mil millones de dólares, equivalente a todo el presupuesto de Defensa de Francia, según una comparativa internacional establecida por el International Institute for Strategic Studies de Londres. Y la cifra calculada no incluye los 21 mil millones 500 mil dólares de la inteligencia militar.
En cuanto al número de empleados, la cifra se sitúa entre 37.000 (más o menos reconocidos oficialmente, quizás alcanzando hasta un millón). Sólo para 2011 la NSA reclutó 1.600 empleados.
Todo eso, sin contar con los consultantes que están trabajando entre alguna de las 484 empresas estimadas por los investigadores Priest y Arkjin, y que estarían ligadas a la NSA, como estaba Edward Snowden.
Desde su creación, la NSA se especializó en la criptografía con el fin de proteger los códigos norteamericanos a la vez que penetrar en los códigos de otros países y su información electrónica. Para de esta manera resguardarse contra los ataques de la guerra informática, y al mismo tiempo obviamente estar capacitada para atacar.
Su director desde 2005, el General Keith Alexander, es el jefe de « Cybercommand », encargado de las operaciones de la guerra informática.
Actualmente – « cada día, los sitemas de la NSA interceptan y guardan un mil millones setecientos mil correos, conversaciones telefónicas y otros tipos de comunicación » - afirman los autores de « Top Secret America ».

Y esto sólo comienza, señores, como diría un comentarista deportivo de antaño. Durante la rteunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el periodista que tiene los contactos con Snowden, Glenn Greenwald, acaba de anunciar que próximamente se develarán nuevos « bombazos » sobre el espionaje de la NSA. 
Ahora bien, para almacenar tal cantidad de datos que aumentan cada día, la NSA deberá terminar « de aquí a fin de año la construcción en el desierto de Utah (oeste), un inmenso complejo de almacenamiento por un costo aproximado a los dos mil millones de dólares », informa en una revista especializada, Wired James Banford, autor de varias obras sobre la NSA.
Según este autor, « no hay ninguna duda que la NSA se ha convertido en la más importante, la más secreta y potencialmente la más intrusiva agencia de inteligencia jamás creada ».
Dicho todo esto, ¿usted cree que vale la pena vestirse para escribir en Facebook, enviar un mail, o hablar por teléfono ?